1. FBS broker >
  2. Blog de FBS >
  3. ¿Por qué se desplomó el mercado?
2023-05-29 • Actualizada

¿Por qué se desplomó el mercado?

cover.png

Siempre es desalentador ver que el mercado bursátil experimente una caída. Cuando los precios de las acciones bajan, los inversores empiezan a perder la confianza y venden sus acciones, incluso en contra de sus propios intereses. Esto puede repercutir de forma negativa en el mercado bursátil en general, provocar el aumento de la inflación y hasta suponer el inicio de una nueva recesión económica.

En este artículo, conoceremos la situación actual de la bolsa, las causas de su reciente desplome, las posibles consecuencias de ello y cuándo podemos esperar que termine.

Puntos clave

  • Un desplome bursátil es una caída muy rápida e inesperada de las cotizaciones de las acciones que suele producirse en el plazo de un día.
  • Estos pueden preceder a un mercado bajista prolongado y hasta seguir a una recesión económica importante.
  • Este desplome del mercado puede deberse a la inflación, a problemas económicos o políticos mundiales y a decisiones tomadas por distintos gobiernos.
  • Los informes o comunicados oficiales pueden ayudar a los inversores a predecir si el mercado va a desplomarse en un futuro próximo.

¿Qué está ocurriendo ahora en el mercado de acciones?

El mercado de acciones atraviesa tiempos difíciles. El año anterior fue complicado para la economía mundial en general, lo que a su vez influyó en la situación actual de todos los mercados financieros. El índice S&P 500 volvió a caer a pesar de la lenta subida que experimentó tras el desplome de diciembre, y la reciente quiebra del Silicon Valley Bank causó un verdadero revuelo en el sector, lo que significa que el actual mercado bajista no va a revertirse en un futuro próximo.

En la actualidad, el mercado bursátil atraviesa un periodo de declive, ya que los inversores empiezan a vender sus acciones, temiendo que los precios no vayan a subir pronto y que puedan perder la oportunidad de recuperar sus fondos.

1142-2.png

¿Por qué cayó el mercado de acciones?

En los dos últimos años la economía se ha vuelto más lenta. Las compañías ya no ganan tanto dinero como antes, lo que aumenta la incertidumbre entre los inversores. Como ya no están seguros de que el mercado vaya a recuperarse de la caída, empiezan a vender acciones en lugar de adquirir otras nuevas, lo que hace que bajen los precios y ahuyenta a compradores potenciales.

Hay varias razones que han llevado a las acciones a la baja, y trataremos de examinar las más destacadas.

La inflación y el aumento de las tasas de interés

Justo antes del comienzo del nuevo año, el mercado de acciones se desplomó cuando la Reserva Federal de Estados Unidos anunció el aumento de las tasas de interés pagadas sobre los saldos de reserva al 4.4%, en un intento de luchar contra la creciente inflación. Esta es una práctica habitual que pretende limitar la cantidad de dinero en circulación y disminuir la actividad económica de la población, reduciendo así la tasa de inflación.

Sin embargo, las tasas de interés altas suelen ser una mala noticia para el mercado bursátil. Cuando la tasa sube, a las compañías les resulta más caro pedir préstamos y hacer negocios. Menos operaciones de negocios significa menos ingresos y ganancias, lo que frena el crecimiento de la compañía. Ya no parece atractiva para los inversores, por lo que suelen intentar deshacerse de las acciones que poseen y trasladar su capital a inversiones más estables. Como resultado, el mercado de acciones continúa su descenso sin nuevas aportaciones monetarias de los traders.

La disparidad entre la oferta y la demanda

Este factor está relacionado, en parte, con el aumento de las tasas de inflación. Como sabemos, la oferta y la demanda están muy vinculadas entre sí. Una elevada demanda de bienes fomenta una mayor oferta y eleva el precio de los mismos. Así, cuando los inversores venden sus acciones, la oferta de estas empieza a aumentar. Sin embargo, las dificultades financieras actuales hacen que los compradores potenciales teman comprar acciones. Esto significa que, mientras la oferta es alta, la demanda de acciones es bastante baja. Esta disparidad hace que los precios de las acciones bajen. Pero como las circunstancias actuales afectan a la mayoría de las compañías del mercado, esta desconexión entre oferta y demanda se ha extendido a todo el mercado de valores.

La influencia de los mercados globales

La reciente pandemia demostró cómo la globalización ha conectado las economías de todos los países. El covid-19 y las medidas adoptadas para evitar que se esparciera cortaron muchas cadenas de suministro en todo el mundo. Incluso ahora, cuando la mayoría de los países casi se han recuperado de la pandemia, podemos ver cómo las medidas restrictivas de cuarentena en China provocaron la escasez de recursos necesarios para producir nuevos bienes y afectaron a la productividad y rentabilidad de muchas compañías alrededor del mundo. Esto ilustra cómo las tendencias y los problemas que prevalecen en un mercado global tienden a afectar al estado de todos los demás mercados globales del mundo, extendiéndose como una reacción en cadena.

Los acontecimientos geopolíticos

La estabilidad del mercado de acciones puede verse afectada incluso por acontecimientos que no tienen nada que ver directamente con las finanzas. Los conflictos internacionales y nacionales, las catástrofes naturales, un cambio radical de gobierno y otras circunstancias imprevistas pueden influir en la capacidad de una compañía para suministrar bienes o servicios, lo que puede repercutir en sus ganancias y su posición en el mercado bursátil. Por eso, cuando estos acontecimientos sacuden a varios países al mismo tiempo, el daño para la bolsa mundial es inminente.

El colapso de instituciones financieras importantes

El reciente descalabro del Silicon Valley Bank provocó una gran ola de pánico que se extendió por distintos mercados. SVB era el segundo mayor banco de California, con un capital de 200 mil millones de dólares estadounidenses, por lo que su colapso se convirtió en la segunda mayor quiebra bancaria de la historia de Estados Unidos. Su anterior implicación en el sector del capital riesgo y las startups significa que es probable que muchas startups sufran las consecuencias de la quiebra del banco, y que algunas compañías tengan que cerrar en un futuro próximo. Es más, el S&P 500 registró la mayor caída semanal desde principios de 2023. Este es un gran ejemplo de hasta qué punto los bancos y otras instituciones financieras pueden influir en la estabilidad del mercado de acciones.

Peligros del desplome del mercado de acciones

Cuando el mercado de acciones experimenta una caída inesperada de los precios, puede asustar a los inversores a la hora de comprar nuevas acciones. Intentan deshacerse de lo que consideran inversiones poco fiables. Pero las acciones son una fuente muy importante de apoyo monetario para las compañías, y sin suficientes inversores sus negocios pueden estancarse. Las compañías pueden verse obligadas a recortar muchos gastos y despedir a varios trabajadores, lo que a su vez aumenta la tasa de desempleo general. Las personas que ya no tienen trabajo tienden a gastar menos dinero, y esto hace que los ingresos de las empresas disminuyan aún más. Este ciclo interminable puede acabar provocando un declive de la economía y hasta causar una nueva recesión económica, algo que ya ocurrió en el pasado. Por eso las caídas de la bolsa suelen causar pánico entre el público en general.

1142-3.png

¿Cuándo terminará el desplome del mercado de acciones?

Con el mercado a la baja, tal vez pienses que esta caída no va a terminar nunca. Sin embargo, no es la primera vez que los mercados bursátiles mundiales experimentan un desplome tan dramático. Lo que muchos traders olvidan es que el mercado de acciones siempre se mueve en ciclos. A un mercado bajista, con sus precios a la baja y el sentimiento negativo de los inversores, siempre le sigue un mercado alcista, que siempre dura mucho más.

Puede que los precios tarden un poco en volver a subir, pero acabarán haciéndolo. La mejor manera de saber cuándo es probable que ocurra es dando seguimiento a los informes oficiales, las decisiones de política monetaria de los bancos centrales y los comunicados económicos.

Por ejemplo, el informe de nóminas no agrícolas (NFP) proporciona información sobre la situación actual del mercado laboral en Estados Unidos. Los inversores prestan mucha atención a este informe, ya que puede indicar si los precios de las acciones pueden subir o bajar. Si el informe NFP muestra un fuerte crecimiento del empleo, es señal de una economía fuerte, mientras que un crecimiento débil del empleo o una tasa de desempleo elevada pueden indicar que la economía atraviesa dificultades y que pronto podría haber problemas en el mercado de acciones.

El índice de precios al consumidor (IPC) es otro indicador que puede resultar útil para los inversores. Se utiliza para medir la tasa de inflación. Si el IPC indica que la inflación está aumentando de forma alarmante, el gobierno puede subir las tasas de interés. Esto puede provocar un descenso de los precios de las acciones, como sucedió hace poco en Estados Unidos.

Hay muchos otros informes y comunicados que pueden mostrarte un panorama más amplio. Da seguimiento a los comunicados económicos y ve un paso adelante del mercado con el calendario económico de FBS. Esto te permitirá ver si existe la posibilidad de que el mercado de acciones se desplome o se recupere, y prepararte para ello.

Con base en los datos mencionados, la Reserva Federal (el banco central de Estados Unidos) y otros reguladores toman sus decisiones sobre el cambio de la tasa de interés. Si la inflación alcanza su punto máximo y los funcionarios están seguros de que bajará pronto, la Reserva Federal reduce la tasa de interés, debilitando al dólar estadounidense y haciendo que las acciones suban.

Conclusión

Esta década tuvo un comienzo bastante accidentado, con un desplome bursátil tras otro en un periodo de tiempo relativamente corto. Es difícil saber cuándo la tendencia bajista del mercado de acciones cambiará al alza. Por el momento, lo único que pueden hacer los inversores y traders es esperar a que se publiquen más comunicados oficiales y evitar tomar decisiones precipitadas por miedo.

Preguntas frecuentes

¿Por qué suben las acciones?

El precio de las acciones sube cuando un gran número de traders quiere comprarlas. Cuanto mayor es la demanda de una acción, menor es la oferta, lo que significa que las acciones restantes resultan más caras para los compradores.

¿Qué está sucediendo con el mercado de acciones?

Al día de hoy, el mercado de acciones se mueve a la baja. El motivo es la elevada inflación, los acontecimientos geopolíticos y el reciente aumento de las tasas de interés, que ha encarecido los préstamos.

¿Por qué el mercado va a la baja?

El mercado baja cuando disminuye la demanda de los valores. Un mercado bajista prolongado se produce cuando la economía atraviesa dificultades que hacen que los inversores pierdan la confianza y vendan las acciones que poseen.

  • 629

Aviso de recopilación de datos

FBS mantiene un registro de tus datos para ejecutar este sitio web. Al presionar el botón "Aceptar", estás aceptando nuestra Política de Privacidad .

Callback

Un gerente le contactará pronto

Corregir número

Su solicitud ha sido aceptada

Un gerente le contactará pronto

La próxima solicitud de devolución de llamada para este número telefónico
estará disponible en

Si tienes algún problema urgente, contáctanos a través del
Chat en vivo

Error interno. Por favor, inténtelo nuevamente más tarde

¡No pierdas tu tiempo – mantente informado para ver cómo las NFP afectan al USD y gana!

Está utilizando una versión anterior de su navegador.

Actualícelo a la última versión o pruebe otro para una experiencia de trading más segura, cómoda y productiva.

Safari Chrome Firefox Opera